Compartiendo un té

Hace un tiempo, donde vivo, abrió una casa de té, Las Lilas, la primera casa de té del Chaco. Y no una casa de té que se llama así por moda o costumbre sino que realmente se especializa en té. 

Yo tuve el gusto de asesorar en algunas cuestiones y tendré el placer de dar las primeras charlas sobre el té los días 31 de abril y 1 de mayo. Planeamos unas tardes de té, compartiendo los blends de la casa y la increíblemente exquisita pastelería que hace la dueña de casa, Claudia (esa mujer hace magia en a cocina. Yo probé el strudel, la tarta de nueces y las galletas de jengibre y cardamomo que no pueden ser…).

Estoy tan pero tan contenta de participar de este encuentro que no quería dejar de compartirlo en este espacio mío.

12983334_1739128613036245_7165702027184840357_o

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *