Eva Luna (Isabel Allende)

  • Título: Eva Luna
  • Autor: Isabel Allende
  • Editorial: De Bolsillo
  • Cantidad de páginas:286
  • ISBN:978-1138-87-3

“Me llamo Eva, que quiere decir vida, según un libro que mi madre consultó para escoger mi nombre. Nací en el último cuarto de una casa sombría y crecí entre muebles antiguos, libros en latín y momias humanas, pero eso no logró hacerme melancólica, porque vine al mundo con un soplo de selva en la memoria.”

12705209_10205216503923042_2991012241093143432_n

 

 

Como siempre digo yo, Allende no defrauda y, si bien este es un libro viejo ya, yo no lo había leído. Me pasó, como con otros libros, que conozco al autor, por ejemplo, en su cuarto o quinto libro y, si me gusta, comienzo a leerlo para atrás y para adelante. Por eso es que después de haber leído Ripper o El amante… estoy hoy leyendo Eva Luna. Y claro, ahora comprendo porqué este libro es tan mencionado y tan querido por todo los que lo leyeron. 

Es la historia de Eva, una mujer que nace pobre y huérfana y narra su propia vida de una manera casi neutral, como si le pasara a otra. Se me hace raro que habiendo pasado por todo lo que pasó, sea capaz por momentos casi de limpiar de pasiones el propio relato. Habla de la gente rica para quien trabaja como doméstica, del comerciante con quien vive luego y la trata como una igual, del lupanar donde vive luego sin ser prostituta, de su amor de la calle que luego se convierte en líder guerrillero y, entre más cosas, de su incomparable capacidad para contar historias. De cómo puede capitalizar las distintas situaciones para crecer como persona y madurar, de las muy distintas personas que conoce en su caminar, de cómo se hace invencible a través de la sencillez y la humildad. 

Paralelamente a esto y creo que como no podía ser de otra forma, la autora relata con una claridad simple y por eso avasallante la realidad de los conflictos políticos en un país inventado pero latino así que por eso con una historia común a todos. Y lo hace con ternura, lucidez, mucha comicidad lo que logra, como siempre, que el lector pase por todos los estados anímicos y lleve este libro entre los “imprescindibles.”

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *